Barcelona frena la llegada de las bicis compartidas privadas

Son sistemas de bicicleta compartida de empresas privadas, la mayoría de origen asiático, que funcionan con una aplicación de móvil que permite localizarlas, desbloquearlas, pedalear y dejarlas al final del trayecto, en cualquier sitio. Sin atarlas. El fenómeno parece imparable. En países como China hay millones y ya han desembarcado en algunas ciudades europeas, aunque algunas como Ámsterdam o Londres han paralizado el despliegue. En España el conocido como free-floating ha llegado a Madrid y Granada. Compañías como Obike (de Singapur) o Mobike (China) quieren entrar también en Barcelona, pero el Ayuntamiento les ha pedido que se esperen a tener una normativa que regule tanto las bicicletas como los coches y motos compartidas. El propio consistorio admite que hay una veintena de operadores interesados, entre bicicletas, motos y coches.

Read more here.

Sign up to our e-mail newsletter

Sign up to our newsletter to receive regular updates about the VeloCittà project

You are successfully signed up

You are already signed up